PRENSA Y MEDIOS

Semblanza de la reciente entrada en vigor del T-MEC

Con la implementación del T-MEC se espera un incremento moderado en la llegada de compañías extranjeras.



01 / 10 / 2020

Compartir:  


El tratado de libre comercio entre México, E.U.A. y Canadá (T-MEC) ha existido desde 1994: muchas empresas trasnacionales entraron al país desde esas fechas y, aunque se espera un incremento en la llegada de diferentes compañías, no se percibe la misma reacción que se tuvo en los años 90´s y principios de los dos miles. Aunado a esto, se podrá apreciar un regreso al bloque T-MEC de empresas americanas que se fueron a manufacturar a Asia. Desde luego, México se vuelve una muy interesante opción, principalmente por su situación geográfica, así como por la calidad en su mano de obra y lo atractivo del tipo de cambio con relación al dólar.

De igual forma, se prevé que las empresas asiáticas ingresen a México a manufacturar, constituyéndose como empresas mexicanas con capital extranjero, con la idea de vender sus servicios y productos al mercado americano, principalmente.

Por otro lado, cabe mencionar lo que realmente cambió en el T-MEC con relación al TLC: el marco de las reglas de origen, aspectos de administración aduanal, procuración gubernamental, temas laborales, propiedad intelectual, comercio digital, inversión, energía y telecomunicaciones.

Una prioridad del tratado, impulsada por E.U.A. ha sido el capítulo para pequeñas y medianas empresas (PyMe); pues pretende un mayor intercambio de información entre este tipo de compañías en México, E.U.A. y Canadá, lo que dará como consecuencia el intercambio comercial de bienes y servicios entre las mismas; incluso se habla de un diálogo anual entre los representantes de las pymes, dentro del bloque comercial trinacional, para incrementar dicho intercambio.

Bajo la actual situación, causada por la pandemia de la COVID, la indefinición será un factor que marque a la mayoría de los sectores: la flexibilidad será uno de los atributos más importantes a considerar en el ámbito inmobiliario, con relación a los inmuebles que se ocupan para operaciones de manufactura y logística.  

Las empresas deberán pensar en naves industriales bien ubicadas, con buena accesibilidad carretera, así como alternativas de transporte, tal como el ferroviario y el aéreo. De igual forma, habrá que considerar la cercanía con la mano de obra calificada, una base solida de proveedores y servicios de soporte, la disponibilidad de materia prima, así como rutas para extraer el producto terminado.

En otros temas, en la cuestión de redacción de contratos de arrendamiento, será primordial mantener un balance entre las partes, con opciones viables de crecimiento y expansión, aumentos de renta justos, flexibilidad en cuanto a la moneda, cláusulas de protección devaluatoria, terminación anticipada: el conocimiento del mercado inmobiliario es y seguirá siendo de suma importancia para lograr negociaciones de nuevos contratos, así como renegociaciones de arrendamiento existentes que beneficien, tanto a los usuarios, como a los propietarios desarrolladores de los inmuebles.

Ganar - ganar será en definitiva la fórmula para poder avanzar hacia el futuro, pues hoy más que nunca, se debe trabajar con una conciencia de trabajo en equipo y lealtad, la cual nos haga crecer de manera sustentable, y así poder hacer frente a los nuevos retos.

 

José F. González Rondón

SIOR Vicepresidente Industrial y Logístico

Coldwell Banker Commercial

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe información sobre noticias del medio inmobiliario, propiedades nuevas o destacadas, estadísticas de mercado y más.




    PMIT-2911W

Fuente de Posible cliente
Landing Page