PRENSA Y MEDIOS

Mercado industrial baja la velocidad, confían en recuperación tras COVID - 19

A pesar de las complicaciones traídas por la situación mundial actual, se espera que el mercado inmobiliario industrial encuentre nuevas oportunidades para salir adelante.

Enrique Duarte para T21

06 / 04 / 2020

Compartir:  


Los desarrolladores de espacios industriales últimamente han recibido varios “golpes” provenientes de diferentes flancos y que han complicado su operación en México.

Por un lado, enfrentan los niveles históricos que ha alcanzado la moneda mexicana frente a la del vecino del norte que, al cierre del primer trimestre de este año, el peso se había depreciado un 26% frente al dólar, al cerrar marzo en 23.7980 unidades por moneda estadounidense o 4.912 pesos más contra el cierre de 2019.

Cerca de un 70% u 80% de los contratos que se manejan en el mercado inmobiliario industrial en el país se fija en dólares, de acuerdo con Carlos García, Director Regional de Coldwell Banker Commercial, una firma de consultoría y servicios inmobiliarios.

Esta situación ha puesto en desventaja a las empresas que reciben sus ingresos en pesos mexicanos y que, incluso, en recientes fechas se han visto mermados por la afectación en la economía por la crisis sanitaria de escala mundial del COVID-19 (coronavirus).

Por otro flanco, desde hace tiempo los desarrolladores de inmuebles industriales habían resentido el freno en la llegada de nuevas inversiones en sus negocios, dada la extensa negociación que llevó el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y la incertidumbre generada a su alrededor, aunque algunos sector productivos, como el automotor, han solicitado que se extienda el plazo de su entrada en vigor, debido a que aún falta conocer las reglamentaciones uniformes, como las nuevas directrices en el cumplimiento del contenido regional; así como la recesión en la que ha entrado el mundo por los efectos del COVID-19.

Se tiene previsto que el T-MEC entre en vigor el primero de junio próximo.

Las economías americana, europea y asiática están frenadas, agrégale nuestra problemática de la atracción (de inversiones) y la baja en la calificación de México, todo eso nos afecta”, dijo García.

A pesar del freno en la llegada de inversiones, aunque no por ello quiere decir que dejaron de venir al país, los desarrolladores han continuado construyendo inmuebles, en los principales polos de consumo (impulsados aquí por el sector logístico y el comercio electrónico) e industriales.

La Secretaría de Economía (SE) informó a mediados de febrero pasado que México captó 32 mil 921.2 millones de dólares (mdd) en Inversión Extranjera Directa en 2019, un monto preliminar 4.2% superior a lo reportado un año antes.

Así mismo, los desarrolladores de edificios industriales sumaron 2.3 millones de metros cuadrados (m2) de Área Neta Rentable (ANR) en los principales mercados inmobiliarios del país en 2019, un dato 3.36% arriba de lo reportado un año antes, de acuerdo con un análisis de Datoz, una plataforma de disponibilidad e inteligencia inmobiliaria.

Con estos nuevos edificios se impulsó en 3.03% al inventario nacional registrado, que al cierre de 2019 alcanzó los 80.5 millones de m2 en los mercados inmobiliarios industriales más dinámicos del centro, bajío-occidente, noreste y norte del país.

Tan sólo Ciudad de México (CDMX), Tijuana y Monterrey, de acuerdo con Datoz, fueron los mercados que concentraron más inicios de construcción con 544 mil 513 m2, 388 mil 321 m2 y 378 mil 113 m2, respectivamente.

Sin embargo, hay proyectos importantes que traían un avance, que continúan con su proceso, pero la toma de decisiones es mucho más lenta”, dijo Carlos García, de Coldwell Banker Commercial.

En tanto, los precios por metro cuadrado también han ganado terreno, principalmente en el mercado de Ciudad de México, donde se ha visto un avance anual de al menos un dólar, para alcanzar los 6.10 dólares por m2 en zonas como la de San Martín de Obispo.

Pero el flanco más letal, no nada más para los desarrolladores de inmuebles industriales, sino para toda la cadena productiva, ha sido la afectación a las cadenas de suministro en el mundo que la pandemia del coronavirus ha provocado.

La caída en el movimiento de mercancías está ocurriendo rápidamente, impulsada por el retraso en el regreso de China del Año Nuevo Lunar, y se debe enfrentar con un aumento compensatorio a medida que los proveedores trabajan para ponerse al día”, ha dicho Prologis en una nota de análisis, uno de los mayores desarrolladores a nivel mundial, con amplias operaciones en México.

En el país uno de los organismos que aglutinan a estos desarrolladores es la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP), donde participan 68 socios corporativos, entre desarrolladores privados, fondos de inversión, fideicomisos de inversión en bienes raíces (fibras) y fideicomisos estatales; todos ellos operan 300 parques industriales en el país, donde alojan a dos mil 500 empresas (en su mayoría de origen internacional) que generan tres millones de empleos.

Pero finalmente el sector inmobiliario industrial saldrá de este embate, de acuerdo con Carlos García, dados los cambios en las cadenas de suministro que se observan en el horizonte, como empresas asiáticas planeando instalar sus fábricas en suelo mexicano, para evitar los paros de línea en caso de presentarse esta situación (u otra) una vez más y también para llegar más rápido al principal polo de consumo mundial, Estados Unidos.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe información sobre noticias del medio inmobiliario, propiedades nuevas o destacadas, estadísticas de mercado y más.





Fuente de Posible cliente
Landing Page
Ver más