PRENSA Y MEDIOS

Implicaciones propuestas de Joe Biden.

A pocos días de las elecciones en Estados Unidos, los mercados han venido incorporando cada vez con mayor probabilidad un triunfo de los demócratas de la mano de Joe Biden.

Víctor M. Ortíz Niño para Grupo En Concreto

28 / 10 / 2020

Compartir:  


De acuerdo con el modelo de inteligencia artificial de la revista The Economist, Joe Biden tiene una probabilidad del 87 por ciento de ser el próximo presidente de Estados Unidos, así lo indican también las encuestas, que le dan en promedio 7.4 puntos de ventaja, y las apuestas que también señalaron a Biden como el vencedor del segundo, y último debate llevado a cabo la semana pasada.

En su documento de Opinión Análisis “Elecciones en EE. UU”, Alejandra Marcos, directora de análisis de Intercam Banco, señala las diferencias entre Donald Trump y Joe Biden, comentando que el proceso electoral de Estados Unidos tiene implicaciones importantes para la economía mundial y para México, ya que es nuestro principal socio comercial y vecino.

Agrega que mucho de lo que suceda en Estados Unidos dependerá de las elecciones, no solo del próximo presidente de Estados Unidos sino del Senado. Si ganan los demócratas, la presidencia y el Senado, es posible que todas las propuestas de Biden sean aprobadas impulsando el crecimiento económico de dicho país. Si no gana la mayoría en el Senado, se podría ver mayores bloqueos de sus propuestas.

Opina que un punto relevante a considerar es el margen del ganador. En esta ocasión y dadas las circunstancias particulares, han votado anticipadamente y por correo cerca de 60 millones de personas en Estados Unidos. Es posible vislumbrar un escenario en la que la noche del martes no haya la declaratoria de un candidato vencedor, más aún si no hay suficiente ventaja de Biden sobre Trump como parecen indicar las encuestas.

Ello pudiera generar la posibilidad de que Trump se pudiera inconformar, y viceversa. Si existiera una inconformidad por alguna de las partes, esperaríamos un escenario negativo, con un fuerte aumento en la aversión al riesgo, volatilidad y venta de activos considerados de riesgo, entre ellos el paso y las bolsas de valores en el mundo retrocederían.

Donald Trump, es más de lo mismo. Mismos impuestos corporativos, un estímulo fiscal de la mitad propuesto por Biden (1.5 trillones de dólares) y una postura comercial ya conocida. No se esperan mayores cambios. Con respecto a la postura comercial, dadas las recientes reglas aprobadas en cuestiones laborales pudieran tener mayor laxitud. Sin embargo, la disparidad en la forma de hacer política es muy notoria, porque Trump se ha distinguido por su forma de hacer política poco ortodoxa.

Aspecto Fiscal y Comercial

Joe Biden tiene una propuesta distinta a Trump, a la fecha, no se ha logrado un acuerdo entre republicanos y demócratas para aprobar un nuevo paquete fiscal, Biden propone un estímulo fiscal adicional por el orden de tres billones de dólares, si en las elecciones gana también la mayoría en el Senado, podríamos esperar una aprobación de ese agresivo paquete fiscal. De acuerdo con diversos estudios, este nuevo estímulo, en conjunto con otras medidas de Biden, podrían hacer que la economía de Estados Unidos crezca adicionalmente en dos o tres puntos porcentuales en los siguientes años.

Lo que equivaldría a un incremento en la actividad económica del 2021 al 2024 de 3.0% al 3.2% en promedio. Su plan también incluye un aumento en el gasto público, particularmente en el sector de infraestructura y dada la capacidad ociosa de dicha economía, y los elevados niveles de desempleo, pudiera estimular un mayor crecimiento económico. De acuerdo con la historia, el partido demócrata ha probado tener más tolerancia sobre un mayor déficit fiscal y en ese sentido pudiera ampliarse aún más de lo estimado para el cierre del 2020. Se estima que el déficit fiscal del 2020 en Estados Unidos aumente hasta niveles de 16%, para después reducirse dado el crecimiento económico esperado.

Ello podría seguir debilitando al dólar. Por lo que es posible que, si se mantienen las perspectivas económicas en México y no exista ninguna sorpresa adicional, veríamos un peso ganando terreno.

Si bien es cierto que los estímulos fiscales podrían no acabar teniendo el impulso deseado en la economía, se espera que si se estimula el crecimiento económico en los siguientes años se reduzca paulatinamente el déficit por el incremento en la actividad económica.

Otra gran diferencia entre las posturas de Biden y Trump en la parte fiscal, es que Biden está proponiendo elevar los impuestos corporativos del 21% que se encuentran actualmente, al 28%. Si bien no esperamos un aumento de manera inmediata ni en el 2021, esta propuesta tiene buenas posibilidades de avanzar. Ello tendría un impacto en los mercados y en las bolsas de valores de Estados Unidos, y posiblemente afecte las decisiones de inversión.

No obstante, lo anterior, es importante mencionar que la reforma fiscal de Trump no logró detonar un nuevo ciclo de inversión. El recorte en impuestos tuvo un efecto en las recompras de acciones y en las distribuciones de dividendos. Esta iniciativa, también ayudaría a reducir más rápido el déficit fiscal luego del 2021.

Comercio

Es posible que Biden adopte una postura más proteccionista que Trump. Si bien es cierto que el TMEC está firmado y puesto en marcha, el partido demócrata ha contado siempre con el apoyo de los sindicatos. En ese tenor, es importante mencionar que el partido demócrata generalmente ha contado con el apoyo de los sindicatos, y hay implicaciones a considerar en la parte comercial.

Es posible que Biden haya pactado con la extrema izquierda como con Warren y Sanders que mantienen posturas más radicales. Por lo que no es descartable, una mayor rigidez en la aplicación de las normas del T-MEC, sobre todo en cuestiones laborales. Es factible también que sean más exigentes en el contenido regional, y en ninguna de sus dos cuestiones México tiene gran ventaja.

Energías limpias

Tiene una postura contrastante Biden respecto a Trump ya que está a favor de impulsarlas, y contempla la inversión de más de 2 trillones de dólares, mientras que Trump ha hecho todo lo contrario. Las implicaciones en nuestro país no serán una cuestión menor porque el gobierno mexicano sigue invirtiendo en el uso de hidrocarburos, lo que a la postre pudiera generar tensiones adicionales.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe información sobre noticias del medio inmobiliario, propiedades nuevas o destacadas, estadísticas de mercado y más.




    PMIT-2911W

Fuente de Posible cliente
Landing Page
Ver más