PRENSA Y MEDIOS

La autopista influye en el dinamismo inmobiliario industrial de ambas ciudades y juega un papel importante en la disponibilidad de tierra y la capacidad de desarrollo de empresas como Vesta en Querétaro y Prologis.

Autopista México-Querétaro ‘acelera’ el desarrollo inmobiliario e industrial

El Financiero

05 / 09 / 2019

Compartir:  


Con 175 kilómetros de longitud, la autopista México-Querétaro o carretera federal 57, que opera desde hace casi seis décadas, ha sido pieza clave para el crecimiento inmobiliario e industrial de los mercados de la Ciudad de México y Querétaro

Firmas como la desarrolladora de parques industriales Vesta y el proveedor líder de almacenes industriales y centros de distribución, Prologis han edificado inmuebles en la Ciudad de México y Querétaro, impulsados por la conectividad que da dicha autopista. 

Expertos coinciden en que los corredores cercanos a esta vía han tenido un desarrollo más acelerado, propiciado por las ventajas de ubicación, ya que al conectar con Arco Norte y Circuito Exterior Mexiquense, en el Estado de México, y convertirse en el Anillo Periférico (Boulevard Manuel Ávila Camacho) es una de las carreteras con más movimiento del país, donde diariamente circulan más de 100 mil vehículos por ella

En este sentido, el corredor Cuautitlán-Tultitlán-Tepotzotlán en el norte de la CDMX concentra 8 de cada 10 metros cuadrados (m2) de construcción de inmuebles industriales de dicho mercado. 

Mientras que el área de El Marqués, Aeropuerto y San Juan del Río al sur de Querétaro tienen una participación de 60 por ciento de la actividad constructiva del estado.

“Los parques del norte de la Ciudad de México y del sur de Querétaro están sobre la vértebra del país, que es la (carretera federal) 57”, aseguró Franz Esteves, director Regional Bajío de Coldwell Banker Commercial.

Sergio Mireles, socio fundador de Datoz, refirió que, si bien, la autopista influye en el dinamismo inmobiliario industrial de ambos mercados, también juega un papel importante la disponibilidad de tierra y la capacidad de desarrollo de las empresas que han adquirido dichos predios como Vesta en Querétaro y Prologis en la CDMX.

“Además del transporte de carga, estos mercados comparten mano de obra. Aun cuando no se construyó el tren México-Querétaro, hay mucha gente que vive en Querétaro y trabaja en la Ciudad de México o viceversa”, comentó en entrevista.

Los sectores automotrices, aeroespacial y de electrónicos han detonado un crecimiento acelerado en el mercado inmobiliario industrial de Querétaro, principalmente en la zona sur del estado.

Al segundo trimestre de 2019, Querétaro cerró con un inventario de 5.6 millones de metros cuadrados (m2) y 340 mil m2 de construcción a entregarse al cierre de este año, de acuerdo con datos de Coldwell Banker Commercial.

Esteves explicó que el corredor donde más metros cuadrados se construyen es el cercano a la autopista México-Querétaro, que contempla a la zona de Aeropuerto, El Marqués y San Juan del Río, y concentra alrededor de 200 mil m2, es decir, 60 por ciento del inventario en construcción.

Mireles refirió que la combinación de grandes extensiones de tierra, conectividad con autopistas, principalmente la México-Querétaro y el capital de los desarrolladores han sido claves para la expansión inmobiliaria de la zona.

Esteves destacó la participación del sector de almacenaje en este mercado, puesto que el precio de renta es más accesible que en la CDMX, ya que se cotiza en 4.20 dólares mensuales el m2, mientras que en el centro del país supera los 5 dólares.

En este mercado, Vesta es uno de los principales desarrolladores, ya que cuenta en el Bajío cuenta con un portafolio de un 1.2 millones de m2 y en Querétaro tiene una reserva territorial de casi un millón de m2.

El crecimiento del mercado inmobiliario industrial de la Ciudad de México ha sido impulsado por el sector logístico y de e-commerce, especialmente en la zona de Cuautitlán, Tultitlán y Tepotzotlán -conocidos como corredor CTT-, al norte de la ciudad.

La Ciudad de México cerró el segundo trimestre de este año con un inventario de 16.5 millones de metros cuadrados (m2) industriales, de los cuales 7.2 millones de m2 se ubican en Cuautitlán, Tultitlán y Tepotzotlán.

Además, de los más de 350 mil m2 que están en construcción, casi 300 mil m2 se edifican en el corredor antes mencionado, según datos proporcionados por Cushman and Wakefield.